Príncipe

No dejes que el pequeño pony sobre el que va montado te engañe, una vez que este empiece a correr hará mas daño cuando llegue al objetivo. Esta carta la vamos a poder desbloquear en el campo de entrenamiento.

El príncipe será una carta prácticamente imparable durante las primeras arenas, pero en cuanto estés más experimentado y en arenas más altas te vas a dar cuenta que esta carta no supone ningún tipo de problema y la detendrás fácilmente realizando estrategias de poca dificultad, o más bien dicho, estrategias que deberían suponer poca dificultad.