Aprender a Jugar a Clash Royale

A contiuación os muestro una lista de videos donde podéis aprender algunos trucos para mejorar y ser los mejores PRO de Clash Royale.

Clash Royale, el juego creado por SuperCell, se ha convertido en todo un fenómeno en los últimos años. Se caracteriza por ser un juego multijugador a tiempo real basado en el universo del también archiconocido juego de SuperCell “Clash of Clans”. En las propias palabras de los creadores del juego, Clash Royale consiste en “destruir las torres enemigas del rey y las princesas para vencer a tu rival, ganar trofeos, cofres y coronas y, en definitiva, la gloria en la arena. Todo ello mientras avanzas por sus diferentes arenas desbloqueando nuevos personajes para ampliar tu ejército y convertirte en el campeón del universo Clash.

Tipos de carta

Hay cuatro tipos de carta en Clash Royale:

Colocar cartas consume Elixir (comienzas con 5 puntos) y tendrás que ir consiguiendo más durante tu partida, para seguir colocando cartas. Obviamente, a mayor calidad, más Elixir requiere cada carta.

Consejos para ganar siempre

No es posible ganar siempre, pero siguiendo estos consejos ganaras casi siempre. 🙂

Creación de un mazo

La parte esencial para poder jugar. Clash Royale es un juego de cartas y de las cartas en tu mazo dependera ganar o perder. Crear un mazo equilibrado es indispensable para no perder de forma ridícula:

  • Ten varios tipos de unidades: si sólo tienes cartas de tierra, estarás vendido contra unidades de tierra, por ejemplo. Debes procurar tener un puñado de cada tipo para flexibilizar tus ataques de forma dinámica.
  • Necesitarás al menos un Gigante: las cartas Torre son una amenaza permanente, que puedes solucionar con un Gigante en tu mazo. Además del gigante, tenemos gigante noble, Golem pekka, etc…
  • Carne de cañón: unos duendes o esqueletos no ganarán una guerra, pero pueden servirte de escolta para otras unidades, o mantener una muralla defensiva que permita llegar a otras de tus tropas más fuertes. O para atacar a una torre por la retaguardia.
  • Controla el consumo de Elixir: cada carta consume una cantidad determinada de Elixir, así que no pongas todo cartas caras y potentes, porque consumirán mucho Elixir y puedes verte en apuros al no poder sacar ninguna tropa.
  • Ten siempre alguna carta de hechizo a mano: nunca está de más poder lanzar una bola de fuego que arrase a unas cuantas tropas enemigas o, quién sabe, darle la vuelta a una situación critica. Sólo para ocasiones especiales, no las malgastes. Flechas, Zap, tronco….
  • Desarrolla tu propia estrategia: estos consejos de mazo no son más que algo básico. Una vez avances, tendrás tu propio modo de jugar. Quizás eres más agresivo, o quizás prefieres mantener una línea defensiva para agotar al enemigo. Modifica tu mazo según tus preferencias.

Primeras partidas

Hasta que entiendas cómo funciona el juego, desarrolles tu propio sistema y te hagas con los conceptos básicos para la victoria, no es mala idea que tengas presentes estos consejos para ganar con algo más de facilidad:

  • Lo primero es la defensa: empieza por crear unidades que se vayan a quedar atrás. Defensivas o simplemente lentas. Esto ayudará a que te de tiempo a regenerar Elixir e ir invocando más unidades que se sumarán al combate, siempre sin dejarte expuesto.
  • Empieza siempre por las cartas baratas: tus “minions”, la carne de cañon, el grueso de la tropa, puede ser siempre una gran idea. Por fuerte que sea la unidad que invoque el enemigo, si sólo puede hacer aparecer una en el tiempo que tú invocas varias, no tiene mucho que hacer.
  • Tampoco te pases invocando tropillas: quieres unidades de refuerzo y apoyo, pero no que tu ejército entero esté compuesto de ellas. Suelen ser útiles para escoltar otras más fuertes o detener temporalmente el avance enemigo, pero ten en cuenta que un pequeño grupo de duendes puede ser eliminado al instante por una lluvia de flechas, por ejemplo.
  • ¡Maniobras evasivas!: enviar unidades como señuelo puede ser una buena táctica para que las unidades enemigas se distraigan y flanquear al rival. Ojo, porque lógicamente te pueden hacer lo mismo, por eso puede que dejes expuestas tus tropas por accidente.
  • Doble Elixir: en el último minuto, consigues el doble de Elixir que en el resto de la partida. Lanza todo lo que tengas para remontar o para mantener tus defensas hasta el final.

Consigue nuevas cartas y mejora tu mazo

A medida que juegues, ganes partidas, completes trofeos, etc. (simplemente, a medida que avances), irás consiguiendo nuevas cartas y desarrollando tu sistema de juego. No mejores cartas a lo loco y ahorra todo el dinero que puedas.

Unirte a un Clan es siempre una buena idea. Hay recompensas especiales por formar parte de uno. Sobre todo entra a diario al juego, aunque sea sólo para recoger los premios constantes por conectarte. No te van a exigir nada.

Y poco más, realmente. Es imposible decirte cómo jugar, ¡cada rival es diferente! Tendrás que seguir desarrollándote hasta llegar a lo más alto. Tienes un largo camino hasta la Arena Legendaria, pero si llegas aquí sin duda ya serás todo un experto.